NUESTRO BLOG

Información reservada
12/09/2014

Crecimiento dentro de la empresa

crecimiento dentro de la empresa - tenemosempleo

Una de las actividades más frecuentes de los buenos líderes, está el de indagar lo que la organización debería estar haciendo y cuál sería el punto de partida. De allí que si quieres ser importante dentro de la empresa ya tienes una referencia para saber dónde empezar.
El hecho de que no seas el líder designado ahora no implica que dejes de actuar como tal.

Una regla fundamental para el éxito es hacer ahora el trabajo que un día quisieras hacer, si decides esperar, puede que la oportunidad nunca llegue.

Pero ¿Cómo averiguar qué es lo mejor para la empresa?

Comenzar con una pequeña idea es una buena manera de empezar. Arreglar una impresora en la que el papel se atasca continuamente o cómo asignar un nombre a los memorandos semanales.
Pensar el modo de mejorar una actividad, socializarlo, escribir notas sobre optimización de procedimientos e impulsar su ejecución debe ser una costumbre. Adquirir el hábito de documentar todas sus sugerencias por escrito, a fin de que cuando una de ellas cambie el futuro de la empresa y todos los demás estén tratando de tomar el crédito, usted tendrá la prueba de que era una iniciativa suya. A continuación, debes ir por la siguiente idea. Y así sucesivamente.

Se dará cuenta de que cada vez que comunica una nueva idea, así sea pequeña, dos cosas van a suceder:
1. Será más fácil que las personas acepten la propuesta como algo bueno.
2. Será más fácil para usted llegar a la consecución de la siguiente idea.

El siguiente paso, guiarse por ideas que impliquen mejoras de tamaño mediano, como pueden ser problemas en el direccionamiento de quejas en servicio al cliente, retrasos en los envíos o lidiar con las objeciones de un cliente siempre de mal humor.

Alentado por el éxito en la solución de pequeños problemas, usted tendrá menor dificultad para encontrar una buena idea y solventar inconvenientes de mayor nivel, convirtiéndote así en una persona idónea para solucionar problemas en la empresa.

La mayor parte de los pequeños inconvenientes dentro de la organización deben ser delegados a los pensadores más pequeños. Sin embargo, una vez que se ha asegurado una posición entre los pensadores de nivel medio, está listo para su primer gran desafío. Será el momento de inspiración y crear ideas que beneficien a los clientes, empleados y también para usted mismo.

Así, para llegar a grandes ideas, es necesario proceder igual que cualquier sabio, con planteamientos, planificación y pruebas. De tal manera que para llegar a ser o mantenerse como el hombre de la idea central de su empresa, es recomendable enfocar su pensamiento en dos o tres áreas críticas del negocio.

Para la mayoría de empresas, estas áreas críticas son:
1. Generar nuevas ventas para promover crecimiento.
2. Creación de nuevos esquemas de ventas para aumentar ganancias.
3. Mejorar la calidad del producto para garantizar la retención de clientes.

Cada una de estas áreas exige planteamientos diferentes y es necesario convertirse en un estudiante no solo de sus propias estrategias, sino también de las estrategias de venta de sus competidores.
En este proceso, seguro surgirán ideas sobre qué pasaría, por ejemplo, si una empresa “A” utiliza la estrategia de precios de la empresa “B”, pero con el enfoque de la compañía “D”, sumando a esta fórmula detalles propios de su empresa, obteniendo posiblemente resultados muy interesantes para conseguir ventaja sobre sus competidores y aumentar la productividad.

1 Comment on this Article

Agregar un comentario

*
*